Consejos para elegir a la gestante subrogada

La elección de la gestante es una de las etapas clave dentro de la gestación subrogada y un momento complicado para los padres de intención, ya que será la persona que gestará a su futuro hijo y debe ser alguien en quien confíen.

En primer lugar, es importante aclarar que algunos términos que se utilizan popularmente como madre gestante, madre de alquiler o madre subrogada son incorrectos, ya que la mujer que llevará a término el embarazo no será la madre del bebé. El calificativo que se debe utilizar es el de gestante, pues su función será cuidar tan solo del futuro bebé durante su vida intrauterina.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Selección de la gestante

En algunas ocasiones, la gestante es un familiar o una amiga cercana de los padres de intención. En ese caso, será muy importante hablar detenidamente con la gestante para que comprenda las implicaciones que tiene ser gestante subrogada y el papel que tendrá en la vida de vuestro hijo.

No obstante, lo más común es que el proceso de elección de la gestante se lleve a cabo a través de una agencia. La forma de proceder depende del país y la agencia con la que se lleve a cabo el tratamiento.

Los padres de intención pueden estar implicados en la selección o no intervenir. Dependerá de las condiciones del país y de la agencia. También puede ocurrir que los padres prefieran no participar en la búsqueda de la gestante.

¿Cómo se realiza la asignación con los padres?

A la hora de realizar la asignación entre la gestante y los padres de intención, se tiene en cuenta la voluntad de ambas partes. Hay dos opciones distintas:

  • La agencia busca una candidata teniendo en cuenta algunos rasgos de los futuros padres, como su personalidad, su estilo de vida y sus valores.
  • La agencia ofrece una base de datos y los padres participan en el proceso de elección de la gestante.

En ambas situaciones, tanto los futuros padres como la gestante tienen que estar de acuerdo en la asignación.

Si los padres de intención tienen que elegir, para tomar esta importante decisión, es importante conocer mucha información sobre la candidata, como sus motivaciones para ser gestante (económicas o solidarias), su estilo de vida o cómo fueron los anteriores embarazos y partos si los ha habido.

Ventajas de conocer a la gestante

El hecho de tener una menor o mayor relación es decisión de ambas partes. Puede haber un contacto mínimo o establecerse una amistad. Esto último tiene múltiples ventajas, ya que:

  • Se le puede agradecer personalmente a la gestante lo que está haciendo por nosotros
  • Es posible comprobar que está actuando de forma libre y voluntaria
  • Es una garantía de que hay transparencia
  • Nuestro futuro hijo podrá conocer su origen si así lo deseamos

También hay que prestar atención a la sensación que nos dé la persona. Además, es recomendable preguntarle a la candidata su opinión respecto a varios temas como el aborto o el embarazo múltiple y saber qué relación querría tener con los futuros padres: si queremos tener un seguimiento continuado del embarazo, tendremos que escoger a una gestante que esté dispuesta a entablar una amistad con nosotros.

En resumen, a la hora de elegir a la mujer gestante, es clave que se tenga confianza en ella, pues es una parte primordial del proceso de la gestación por sustitución.

¿Y si no queremos conocerla?

No obstante, también hay padres de intención que prefieren no conocer a la gestante. De esta forma, se reduce el vínculo y no hay posibilidad de sentirse condicionados ante la posibilidad de arrepentimiento o incómodos durante el proceso. Si se decide esto, lo más probable es que los padres de intención no participen en la selección de la gestante subrogada.

Como hemos comentado, mientras que en algunos países y agencias se ofrecen ambas opciones, en otros no. Por ejemplo, en Estados Unidos, suele ser obligatoria la elección en doble dirección, donde los padres eligen a la gestante, pero ella también los elige a ellos.

Hacerlo por tu cuenta vs. con una agencia

A la hora de buscar una gestante, es totalmente aconsejable hacerlo a través de una agencia de gestación subrogada. De este modo, se cuenta con una mayor seguridad y con garantías de que la gestante ha pasado por las pruebas médicas y psicológicas necesarias.

También hay que tener en cuenta que las gestantes también indican sus preferencias a la agencia. Por ello, puede darse el caso de mujeres que elijan ser gestantes únicamente de parejas heterosexuales o de su mismo país.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso de formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar