Gestación subrogada en Canadá

Canadá es uno de los destinos de gestación subrogada estrella para las parejas homosexuales y los hombres solteros debido a que está permitido que todos los modelos de familia accedan a estos tratamientos, independientemente de su condición sexual y estado civil.

[indice_contenido]

Condiciones y requisitos legales

Al contrario de lo que ocurre en EE.UU., solamente hay una provincia donde no está permitida la gestación subrogada: Quebec, donde la ley indica que todo contrato de gestación subrogada será declarado nulo.

En el resto del país, la legislación canadiense permite la realización de la gestación subrogada tanto a ciudadanos residentes en el país como a extranjeros y, como hemos comentado, pueden acceder a ella todos los modelos de familia: solteros y parejas heterosexuales y homosexuales.

No obstante, a pesar de ser un país tan abierto a este tipo de tratamientos, no es un destino tan frecuente porque las condiciones que impone la Ley canadiense hacen que la búsqueda de la gestante subrogada sea difícil.

Ello es debido a que la ley permite la gestación subrogada siempre y cuando sea un proceso 100% altruista, lo que significa que la gestante no recibirá ningún tipo de compensación económica por el hecho de gestar.

Sin embargo, los futuros padres sí que deben costear los gastos derivados del embarazo que se listan en el siguiente apartado.

¿Qué gastos deben reembolsarse?

Tal y como comentábamos arriba, los padres de intención sí que deberán pagarle todos los gastos que puedan derivarse del embarazo. Entre ellos, pueden incluirse:

  • Vitaminas prenatales
  • Ropa de premamá
  • Gastos de desplazamiento hasta las consultas médicas
  • Medicación que necesite durante todo el proceso y el embarazo
  • Compensación por días de trabajo perdidos a causa del embarazo

En cualquier caso, la gestante deberá justificar todos los pagos que los padres de intención realicen. La cantidad máxima que los padres intencionales pueden abonar por ley asciende a 22.000 dólares canadienses (CAD).

Prohibiciones y sanciones

En resumen, las principales limitaciones que existen en materia de gestación subrogada en Canadá son:

  1. Ninguna persona o parte implicada puede pagar una cantidad monetaria a la mujer por ser gestante. Ofrecerse a hacerlo o anunciarlo está considerado un delito.
  2. No se permite la aceptación de una cantidad de dinero por ser intermediario en un acuerdo de gestación subrogada o anunciar tal servicio.
  3. Ninguna mujer menor de 21 años puede ser gestante subrogada. También se prohíbe fomentar, aconsejar o ayudar a que una mujer menor de esta edad acceda a serlo.

Si se detecta alguna infracción de estas características en un acuerdo de gestación subrogada, el o los culpables podrían ser sancionados con una pena de hasta 10 años de cárcel y una multa de hasta 500.000 dólares canadienses.

Filiación para españoles

Igual que ocurre en Estados Unidos, en Canadá también se obtiene una sentencia judicial que determina la filiación del bebé en favor de los padres de intención.

Este documento permite el acceso directo tanto a la nacionalidad española como a la canadiense y los derechos de todas las partes que intervienen.

Poder obtener la filiación directa por sentencia judicial facilita mucho el proceso a los padres de intención y le permite a las mujeres sin pareja masculina poder recurrir a la gestación subrogada sin encontrar problemas a la hora de registrar a su hijo en España, situación en la que se encontrarían si la filiación tuviera que ser mediante la reclamación de la paternidad biológica y adopción del bebé.

También se podrán beneficiar de la filiación directa aquellas parejas heterosexuales que, además de a la subrogación, también tengan que recurrir a la donación de semen para ser padres.

Precio

El coste de los procesos de gestación subrogada en Canadá es más económico que el de Estados Unidos. Allí, este tratamiento de reproducción asistida cuesta entre 60.000 € y 100.000 € o, en USD, entre 70.000 $ y 120.000 $, aunque, como siempre, todos los padres intencionales deberían contar con una cantidad adicional a fin de cubrir los posibles imprevistos que puedan surgir.

Este relativo bajo coste del proceso en comparación con EE.UU. no solo se debe al hecho de que debe ser de manera obligada completamente altruista, sino también a que el sistema de salud público canadiense cubre los gastos médicos del embarazo. Sin embargo, no paga los derivados del tratamiento de reproducción asistida.

Ventajas e inconvenientes

Sabiendo todo esto, podemos resumir las ventajas de llevar a cabo los proceso de gestación subrogada en Canadá en los siguientes puntos:

  • Menor coste del tratamiento en comparación a otros destinos que ofrecen condiciones similares.
  • El sistema sanitario es público.
  • La filiación del menor se determina por sentencia judicial, lo que da mayor seguridad a la hora de inscribir al menor.
  • El niño obtendrá la nacionalidad canadiense y la española por ser hijo de españoles.
  • Está permitido para todos los modelos de familia, como las parejas homosexuales y los solteros.

Por otra parte, se debe tener en cuenta que el principal inconveniente de este destino es que la poca disponibilidad de mujeres dispuestas a ser gestante hace que las listas de espera sean más largas que en otros países en los que la gestación subrogada no debe ser altruista.

Es por ese motivo que Canadá no es de los destinos de subrogación más frecuentes, a pesar de tener garantías legales para todos los modelos de familia.

Si necesitas más ayuda, te recomendamos que inicies el formulario inteligente con Lucy y te resolverá muchas dudas ya que ha sido programado para indicarte el destino ideal y las empresas que dan servicio a ese destino.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso de formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar