Gestación subrogada en Estados Unidos

Estados Unidos es el país con más años de experiencia en la aplicación de la gestación subrogada. Mientras que la principal ventaja de hacerlo allí es que es el destino más seguro legalmente y en el que hay más años de experiencia, el inconveniente más destacado es que también es el más caro.

Cabe destacar que en EE.UU. no existe una ley federal encargada de regular la gestación subrogada, sino que cada estado cuenta con un marco legal diferente.

¿Qué estados permiten la gestación subrogada?

No obstante, podemos clasificar los estados según su permisibilidad en materia de gestación subrogada en tres grupos diferenciados:

  • Estados donde la ley la permite
  • Estados sin ley, pero favorables
  • Estados donde se prohíbe

Estados en los que está permitida

En el primer grupo, ya sea por jurisprudencia o por ley explícita, la aplicación de la gestación subrogada está permitida y se consideran los más seguros, sobre todo para extranjeros.

En este grupo, encontramos los siguientes estados: Nevada, California, Texas, Arkansas, Illinois, Virginia, Florida, New Hampshire, Delaware, Nueva Jersey, Tennessee y Washington.

A pesar de que cada estado cuente con una regulación propia, la mayoría de los estados que la aceptan coinciden en lo siguiente:

  • Está permitida para todos los modelos de familia.
  • Se exige que la elección de la gestante sea en doble dirección: la gestante debe elegir a los futuros padres y posteriormente éstos deben aceptarla.
  • Está prohibida la gestación subrogada tradicional, es decir, no está permitido que la gestante aporte los óvulos y esté vinculada genéticamente al bebé.

Estados favorables

El segundo grupo corresponde a los llamados estados surrogacy-friendly, es decir, estados favorables a la gestación subrogada. Ello significa que, a pesar de no contar con una ley que la apruebe, los tribunales suelen mostrarse favorables a su aprobación.

Es el caso de Connecticut, Oregón e Idaho, donde la jurisprudencia existente hasta la fecha nos demuestra este hecho. Es importante recalcar que serán los tribunales correspondientes los encargados de determinar la paternidad en cada caso.

Otros estados que se encuentran en esta situación son: Alaska, Oregon, Colorado, Georgia, Idaho, Carolina del Norte, Minnesota, Maryland, Wyoming, Dakota del Norte, Nuevo México, Montana o Rhode Island.

Estados donde se prohíbe

El tercer grupo corresponde a aquellos estados donde la gestación subrogada está prohibida o incluso considerada un delito penal. Aquí se encuentran Arizona, Michigan y Nueva York, entre otros.

Otros Estados, como Indiana, Kansas, Louisiana o Nebraska, contemplan como nulo el acuerdo de gestación subrogada entre los padres de intención y la gestante. Puesto que el contrato no es legalmente válido, la gestante será considerada la madre legal por haber dado a luz al bebé.

Filiación del bebé

Puesto que en Estados Unidos se otorga una sentencia judicial que permitirá que ambos padres de intención españoles figuren como padres legales en el certificado de nacimiento del menor, recurrir a la donación de óvulos o esperma es una posibilidad al alcance de todas las familias.

Además, la principal ventaja de ir a este país es que se puede elegir entre donación anónima o no anónima, en cuyo caso existiría la posibilidad de conocer a la persona que aportará la carga genética.

Otra ventaja de hacerlo allí es que todos los bebés nacidos en territorio estadounidense obtienen la nacionalidad de los EEUU, lo que significa que serán considerados ciudadanos estadounidenses de pleno derecho. Posteriormente, también tendrán la nacionalidad española por ser hijos de españoles.

Para ello, se otorga la llamada pre-birth order, aunque algunos estados funcionan con una post-birth order. A grandes rasgos, la diferencia entre ambas es si se entregan antes o después del nacimiento, pero su finalidad es la misma:

  • Garantizar que ambos padres intencionales figurarán en el certificado de nacimiento como padres del menor.
  • Eliminar cualquier derecho y obligación por parte de la gestante y su marido, de haberlo, con el bebé.

También es importante mencionar que viajar a Estados Unidos es muy sencillo para españoles en lo que a documentación, requisitos y visados respecta, ya que no se necesita un visado para viajar a EE.UU. Los ciudadanos españoles tan solo tienen que solicitar la autorización ESTA antes del día previsto de su viaje, con un mínimo de 72 horas de antelación. Solicitarla es muy sencillo y tan solo lleva en torno a 5-15 minutos.

Coste del proceso

Por otro lado, como comentábamos con anterioridad, el precio es el principal inconveniente de este destino: un proceso de gestación subrogada en EE.UU. puede costar entre 80.000€ y 240.000 € o en USD entre 95,000$ y 280,000$ .

En los precios, influyen los siguientes factores:

  • Si se necesita recurrir a la donación de óvulos o espermatozoides
  • Puede variar según el estado en el que se haga
  • Número de intentos de FIV necesarios hasta lograr que la gestante quede embarazada
  • Si se necesita alguna técnica adicional, como por ejemplo el DGP (diagnóstico genético preimplantacional)
  • Las condiciones que exija la gestante subrogada
  • Las tarifas de la agencia de gestación subrogada y los asesores nacionales
  • Coste del seguro médico y aspectos cubiertos por el mismo
  • Número de viajes a EE.UU. que habrá que hacer

En resumen, hay que tener presente que un embarazo no es algo matemático y pueden surgir numerosos imprevistos a lo largo del proceso.

Además, en EE.UU. la sanidad es privada, lo que incrementa en gran medida el coste total. Se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Es recomendable comprobar si el seguro médico de la gestante cubre la gestación subrogada. En caso negativo, los padres de intención deberán añadir la gestación subrogada a la póliza de seguro de la gestante. En él, se deberán tener en cuenta otros factores como: embarazo único o gemelar, necesidad de incubadora o quirófano para el bebé.
  • Hay que contratar un seguro de vida a la gestante, que puede ascender a unos 600€ (en USD 700$).
  • Es necesario contratar un seguro especial para el recién nacido.

Por ejemplo, en caso de parto prematuro, el precio podría dispararse al necesitar incubadora, lo que implicaría más días de estancia en el hospital. Por eso, es crucial conocer qué cubre el seguro contratado con exactitud desde el principio.

Si necesitas más ayuda, te recomendamos que inicies el formulario inteligente con Lucy y te resolverá muchas dudas ya que ha sido programado para indicarte el destino ideal y las empresas que dan servicio a ese destino.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso de formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar